TU IMAGEN Y LA VIDA PROFESIONAL

Cuando fuimos pequeños, muchos soñábamos con ser ingenieros, abogados, arquitectos, bomberos o cualquier otra cosa. Incluso jugábamos a representar este papel con nuestros amigos o hermanos usando el poco conocimiento de esa actividad, pero siempre con optimismo. El doctor sanaba al paciente y el licenciado ganaba los juicios del inocente. 

Vivíamos sobre el ideal de cada profesión sin observar las cosas negativas que cada actividad tiene, mismas a las que hoy nos tenemos que enfrentar. Complicaciones que muchas veces hacen que perdamos el ánimo y vayamos a trabajar en automático, sin sueños o metas. Sin pensar en poder crecer o mejorar en lo que hacemos. 

Sueldo, compañeros, jefe, vida personal, estancamiento. Póngale el nombre que quieran, pero nos desmotivamos y dejamos de ver nuestro trabajo con pasión, sólo lo vemos como una forma de obtener dinero suficiente para sobrevivir. 

Cuando esto sucede empezamos a faltarnos al respeto a nosotros mismos y dejamos correr ciertos aspectos que no deberíamos, como la puntualidad, ir preparados a una reunión o incluso ofrecer nuestra ayuda y conocimiento a nuestros compañeros para que juntos sigamos creciendo. 

Nuestra imagen personal nos deja de importar, total, ¡no me van a subir el sueldo si me ven vestido para la reunión! Nuestra imagen verbal y no verbal pasa a segundo término, total, ¡si explico bien o explico mal van a hacer lo que quieran! Nuestra imagen profesional es irrelevante, total, ¡qué importa si trato bien o mal a mi compañero! 

No te das cuenta de que si ya no hay muchas posibilidades de crecer en esa empresa, las reduces aún más e incluso pones en riesgo tu estabilidad económica, porque si a ti no te importa tu trabajo, ¿por qué le importaría a tu jefe o al dueño de la empresa? ¡Cuida lo que tienes! Y si no te gusta, busca algo más que te llene. 

Si de plano no estás dispuesto a hacerlo por un trabajo, no hay problema, ¡hazlo por ti! Arréglate para sentirte cómodo y seguro tú, habla adecuadamente para que los demás entiendan lo que deseas, ayuda a tu compañero como tu quisieras que te ayudaran con un cargo nuevo. 

No dejes que un trabajo te robe tu esencia y tus ganas de seguir creciendo. Eres el dueño de tu propio destino, no eches por la borda años de esfuerzo sólo por no estar contento en un lugar o una situación.

Talleres, conferencias y asesorías en Imagen Pública

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

www.consultoriaiconos.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s