FREE BRITNEY

“Mi deseo es que todo esto termine, quiero mi vida de vuelta”, con esta frase contundente Britney Spears concluyó su participación frente a la juez que lleva su caso de tutela. 

Britney Spears tiene 39 años, nació el 2 de diciembre de 1981, es madre de dos hijos, su carrera inició en 1992 en The Mickey Mouse Club y en 1997 lanzó su primer disco del que se desprende la icónica canción “Baby one more time”, canción que la llevó a la cima y que ha hecho que venda, en un cúmulo de nuevas producciones a lo largo de su trayectoria,  más de 70 millones de copias

Britney ha tenido una carrera profesional próspera, pero también ha tenido momentos muy obscuros, prueba de ello es el incidente en el que le pega a una camioneta y se rapa el cabello frente a muchas personas de la prensa. Momento en que su imagen como cantante de música pop juvenil se vio deteriorada. 

Ese momento no sólo perjudicó su carrera profesional, sino su vida personal, pues a partir de ahí su padre solicitó la tutela profesional y personal, ¿qué significa esto? Que él sería quien empezaría a tomar las decisiones de todo lo que respecta a su vida, algo que al inicio sonó sensato pero que tras 11 años ya no es correcto.

Esta semana Britney Spears dijo a la juez del caso que su padre la ha estado explotando, que no le permite decidir sobre sus proyectos, que no la deja descansar, que ha vivido “un secuestro” y que tampoco puede embarazarse porque no le permiten quitarse el dispositivo. 

Con estas declaraciones, la imagen desgastada de Britney debido a la falta de cuidado personal y desgano en algunos de sus conciertos, queda reivindicada frente a muchos de sus fans, pues encuentran una razón válida a lo que han tenido que presenciar. 

Así es, sin querer y con la única intención de quitarse las esposas de las muñecas, Britney se hizo humana frente al público que la ha seguido a lo largo de casi 30 años y que la ha alabado y la ha enterrado, pero que ahora ha empatizado con ella. 

La imagen pública de Britney dio un giro de 180 grados mediante una declaración de 20 minutos, ¡nadie nunca lo ha hecho mejor! Y menos sin la intención. Magistral. 

No, Britney no es floja, al contrario, ha seguido trabajando a pesar de todo lo que vive. Sí, Britney es una empleada de su papá que no puede tomar las decisiones y por ende es una víctima de la codicia de sus padres. 

Esperemos que Britney logre capitalizar esta humanización frente a sus fanáticos, ¡es momento de volver a ver a la “Princesa del Pop” en acción! 

Talleres, conferencias y asesorías en Imagen Pública

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

www.consultoriaiconos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s