DE MISS UNIVERSO A MISS ANTIPATÍA

¡Qué fuerte lo que está pasando con Lupita Jones!, la dirigente de lo que fue por muchos años Nuestra Belleza México y ahora se denomina “Mexicana Universal”. Para aquellos que no saben nada sobre estos temas, les platico: 

Lupita Jones, quien fue Miss Universo en 1991, al acabar su reinado compró la franquicia de este certamen para México y se asoció con Televisa para poderlo transmitir y catapultar a las jóvenes ganadoras, situación que perduró por más de 23 años. 

Después de este tiempo, Lupita llegó a Televisión Azteca, empresa que la arropó durante un tiempo y con la cual al parecer no obtuvo ni el éxito esperado ni el patrocinio adecuado, por lo cual ahora se encuentra trabajando con Imagen Televisión. 

Como verán ya son muchos años los que Jones lleva dirigiendo este certamen, por lo que por ella han pasado muchas mujeres y muchos sueños, sin embargo a últimas fechas la reputación del certamen ha decaído por los comentarios de las concursantes que, entre muchas otras cosas, alegan no haber recibido un buen trato o un contrato que les permitiera mantener una vida digna. 

Y ahí es en donde entra el tema de la imagen pública, porque muchas veces las personas que tienen una gran trayectoria profesional se olvidan de sus inicios y empiezan a “subirse a un ladrillo”, ladrillo desde el cual es muy fácil resbalar si pierdes la empatía con la cual llegaste a la cima y sólo empiezas a actuar con el fin de alimentar tu ego y no con el de ayudar a las personas a crecer. 

Esto es lo que sucedió con Lupita, pues la actual representante de “Mexicana Universal”, Sofía Aragón, la acusó públicamente de no haber recibido apoyo económico de su parte, de haberla maltratado verbalmente por su físico y de no permitirle entregar la corona a la siguiente reina. Situación que además no supo controlar, porque en lugar de arreglar los malos entendidos en privado decidió hacer una conferencia en vivo para amenazar a Sofía y a todas las que han pasado por el concurso, asegurando que ella también puede hablar mal de ellas y de sus problemas con el alcohol y las drogas. 

No, en cuestión de imagen las cosas no se hacen así, primero se intenta conciliar en privado. Los modales son básicos para cualquier ser humano y más para una representante de las mujeres. Ella era quien debió haber dado el ejemplo, ella, con su experiencia, debió haber pensado antes de hablar y ella, recordando que no siempre fue quién es ahora, no debió intentar amedrentarla. 

Cuesta muchos años construir adecuadamente una imagen como para que una vez que ya estamos en la cima nos llenemos de antipatía y cometamos errores absurdos que puedan destruir nuestra reputación.

Talleres, conferencias y asesorías en Imagen Pública

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

www.consultoriaiconos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s