JAVIER ALATORRE; ¿IMPRUDENTE O MENSAJERO?

Hace unos días, uno de los periodistas más reconocidos del país, Javier Alatorre, dijo lo siguiente en el noticiero que conduce en Televisión Azteca desde 1994 “como todas las noches, el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, encabezó la conferencia sobre el COVID-19 en México. Pero sus cifras y sus conferencias ya se volvieron irrelevantes. Es más, se lo decimos con todas sus palabras, ya no le haga caso a Hugo López-Gatell”

Sí, así es, quien es originario de Navojoa, Sonora y Premio Nacional de Periodismo en 2010, se aventó un comentario que más allá de retar al gobierno federal podría dañar la salud de cientos de miles de mexicanos. 

Él, quien es conocido por su empatía y carisma, ha podido analizar en millones de ocasiones  la falta de educación y la importancia que tienen los medios de comunicación en los sectores más pobres de nuestro país. Es decir, sabe que sus palabras tienen mucho peso porque todavía existen demasiados mexicanos que su único medio de comunicación es la televisión.

¡Y nada de esto lo detuvo! Lo dijo alto y claro en un momento en donde por el aislamiento social lo ven aproximadamente 1 millón cien mil personas todas las noches. Poniendo en riesgo la credibilidad que ha trabajado a lo largo de más de 26 años frente a las cámaras, luchando por su lugar diariamente frente al noticiario de Televisa que tiene actualmente 2.9 millones de telespectadores. 

¿Usted lo haría?, ¿pondría en juego todo su esfuerzo por una anotación? No lo creo. Y menos creo que él lo haya hecho sin ninguna garantía. Da la impresión de que lo hizo por instrucciones de su jefe, Ricardo Salinas Pliego; el que se ha rehusado a cerrar sus empresas y prefiere seguir haciendo más dinero del que tiene a cuidar la salud de sus empleados. Ese mismo que durante este sexenio ha hecho millones de dólares a través de contratos gubernamentales. Ese, que a pesar de que el comentario salió de Televisión Azteca, el presidente Andrés Manuel López Obrador no tocó ni con el pétalo de una rosa.  

No, el trabajo de Javier Alatorre no estuvo en riesgo en ningún momento. De hecho, el mandatario de la República Mexicana se dio a la tarea, sentado en su oficina, de grabar un mensaje diciendo que este periodista era su amigo y que se había equivocado, ¿en serio?, ¿tal imprudencia se paga con una palmadita en la espalda?

Pongámonos a reflexionar, porque mientras todos nos concentramos en Alatorre, en México hay más muertos de Coronavirus o “pulmonía atípica” por falta de insumos médicos, los bonos de PEMEX se volvieron basura, nuestra Secretaria de Energía hizo el ridículo a nivel internacional y compramos un estadio de béisbol. 

Si, da la percepción de que esto fue un acuerdo entre López Obrador y Ricardo Salinas para entretenernos y suavizar la gravedad del momento por el que estamos pasando.

Talleres, conferencias y asesorías en Imagen Pública

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

www.consultoriaiconos.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s