LA PANDEMIA DURANTE Y DESPUÉS DE LA PANDEMIA

No, para esto no hay “detentes”, para esto debe haber congruencia, interés y organización.

Si les soy sincero pensé mucho antes de escribir esto, sin embargo lo quiero hacer porque estoy preocupado y necesito expresar mi pensar.

Antes de entrar al tema de Coronavirus, la economía de nuestro país estaba ya decayendo, pero ahora es un hecho que entraremos en una recesión. ¿Qué implica esto? Que muchos negocios sufrirán al grado de cerrar, situación que conlleva una pérdida de trabajo a gran escala.

La gente hoy está falleciendo por una pandemia que inició en China, después fue a Europa y ahora está en América, lo que en teoría nos debió dar tiempo para prepararnos, ¡pero no fue así! Al contrario, prácticamente nos querían convencer de que en México no nos iba a pasar. Nuestro gobierno no accionó las medidas de seguridad con prudencia y hoy estamos viendo que los hospitales no se dan abasto.

Mientras esto sucede encuentro un gran vacío, el vacío de mi presidente, ese que fue votado por el 53% que asistió a las urnas en 2018 y que todas las mañanas se levanta muy temprano para dar una conferencia que está lejos de informar sobre temas importantes.

Tan es así que la denominada “emergencia sanitaria” la informó el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, quien ha sorprendido por su buen trabajo, tan bueno que ha hablado por la Presidencia de México, por la Secretaría de Gobernación, por el Servicio de Administración Tributaria, por la Secretaría de Educación Pública y por la Secretaría del Trabajo.

¿En dónde están sus titulares?, ¿por qué ellos no nos dan la cara?, ¿qué está haciendo Andrés Manuel López Obrador?, ¿cuáles son sus prioridades?, ¿cuál es la verdadera función de Marcelo Ebrard en esta emergencia como secretario de Relaciones Exteriores?

No escribo esto con un fin político. Lo escribo porque mi gobierno me genera incertidumbre, porque como un ciudadano más estoy preocupado por la salud de mi familia, de mis amigos y de la gente que depende del negocio que tengo.

¿Saben qué es lo peor? Siento que las instituciones de mi país están de cabeza. La mayoría de nuestros funcionarios sólo piensan en sus propios intereses y no los de su pueblo. Mientras ellos no abran los ojos y se organicen, lo que sucederá después de la pandemia del COVID-19, será la pandemia de cierre de empresas, de deudas y de hambre.

No, para esto no hay “detentes”, para esto debe haber congruencia, interés y organización.

 

Talleres, conferencias y asesorías en Imagen Pública

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

http://www.consultoriaiconos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s