¿ESTAMOS A NUESTRA SUERTE?

¿Y entonces en manos de quién estamos?, ¿estamos a nuestra suerte? Da la percepción de que ninguno de los tres poderes están interesados en nuestro bienestar y que la CNDH dejó de existir.

El presidente, como hace más de un año religiosamente se levanta muy temprano para asistir a su conferencia de prensa, esto hace que todos los días López Obrador abra el debate sobre lo que dijo, algo que muy pocas personas tienen la capacidad de hacer y que es admirable de él.

Sin embargo, a últimas fechas estamos viendo a un presidente que no tiene como objetivo informar, sino distraer a los mexicanos de los temas que realmente están en boca de todos. Tan es así que ha tenido la poca fortuna de contestar preguntas de forma desinteresada a temas relevantes.

Tal como sucedió en el caso de los homicidios acontecidos recientemente a mujeres y estudiantes, ¿y todo para qué? Para no darle cara al problema de inseguridad, para imponer su propia agenda. 

¡Ojo! No está mal que lo haga, pero estaría mejor si estuviera a la par de las preocupaciones de la sociedad, que de hecho ese siempre había sido su fuerte; fijar postura frente a problemáticas que aquejaban a los mexicanos.

¿Por qué resulta importante que los aborde? Porque si no les hace caso él que es la cabeza de la pirámide gubernamental de este país, obviamente quienes están abajo no lo harán. Su trabajo es instruir, no aplaudir y consentir. Su trabajo es poner presión y supervisar que las cosas se hagan bien, no evadir.

La evasión se la podemos dejar a nuestra honorable presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra, quien en su carácter autónomo debería estar emitiendo recomendaciones frente al trato que se les está dando a los migrantes del sur o hablando sobre cómo evitar los homicidios de tantas mujeres, ¿pero qué creen? ¡Parece que esa silla está vacía!

Los diputados están más intrigados por conocer quién se quedó en la presidencia de Morena que en ver cómo pueden ejercer presión desde la parte legislativa para que los crímenes no queden impunes.

¿Y entonces en manos de quién estamos?, ¿estamos a nuestra suerte? El poder ejecutivo hace como que no se entera, la mayoría de los del poder legislativo están en el chisme y el poder judicial en lugar de evitar más homicidios está cuidando a Roberto Palazuelos en un carnaval. 

Talleres, conferencias y asesorías en Imagen Pública

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

www.consultoriaiconos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s