¡TODAVÍA ESTAMOS A TIEMPO!

Cinco meses han pasado desde que Andrés Manuel López Obrador es legalmente el representante de los Estados Unidos Mexicanos, cinco meses que espero sean de ajuste a todos los proyectos que tiene en manos y que prometió, cinco meses desde que al dar su primer discurso frente a los legisladores básicamente hizo un listado de las fallas de los últimos expresidentes diciendo que todo iba a cambiar.

Cinco meses que bastaron para que la gente que está inconforme con las decisiones que se han tomado y se han dejado de tomar salieran a las calles y se manifestaran. Sin duda, los mexicanos queremos ver el cambio que se nos prometió, deseamos que esta cuarta transformación tenga ideas que nos ayuden a seguir avanzando, no a retroceder.

Los mexicanos, hayamos votado por Andrés Manuel o no, queremos de todo corazón que sea uno de los mejores presidentes de la historia, porque eso querría decir que vamos a crecer económicamente, que vamos a tener mejores oportunidades y que 30 millones de ciudadanos votaron por la mejor opción en décadas el 1 de julio de 2018.

Espero que el haber pasado del sexto país más visitado del mundo al décimo, que el haber crecido la taza de desempleo, que el cerrar las guarderías infantiles, que nuestro país sea 8% más violento y que los contratos se estén entregando por dedazo, se deba a una época de ajustes y que después de estos cinco meses empiece a salir el sol para nuestro país.

Lo que no espero es que la seguridad de que el presidente tiene a un número tan grande apoyándolo lo vuelva soberbio y deje de ver y analizar las necesidades del pueblo que confía ciegamente en él.

Lo que no espero es que su gabinete, que por sus años y trayectoria tiene gran experiencia, vea en el pasado un lugar al que quiere volver.

Es momento de que el presidente, por el bien de su imagen y gobernabilidad, nos demuestre de qué está hecho, es momento de que nos enseñe el camino que tanto prometió y nos lleve de la mano. En la cuarta transformación no debe haber lugar para la prepotencia, el orgullo o la soberbia, en la cuarta transformación debe haber espacio para la humildad, la empatía y el crecimiento.

Este sexenio debe dejar huella en los mexicanos, debe recomponer la imagen profesional de un presidente. Es buen momento para empezar, estamos a tiempo. Recordemos que la confianza es difícil de ganar y fácil de perder.

Talleres, Conferencias y Asesorías en Imagen Pública

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

www.consultoriaiconos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s