LA IMAGEN Y REPUTACIÓN DE SILVIA PINAL

Ahora que están muy de moda las series biográficas de artistas, el turno fue de la actriz Silvia Pinal, quien tuvo oportunidad de trabajar con los grandes del cine de oro mexicano como Cantinflas, Arturo de Córdova o Pedro Infante.

Silvia, quien hoy en día es vista como “la última diva”, es una mujer que desde que tenía aproximadamente 15 años empezó a trabajar en el teatro y que poco a poco fue abriéndose camino al éxito hasta llegar al día de hoy.

Ha sido nieta, hija, madre, una mujer divorciada en épocas donde eso no era aceptado, política, funcionaria de la ANDA, productora, actriz, cantante e incluso prófuga. Ella lo ha sido todo, pero sobre todo una incansable mujer que ha podido sobrellevar las crisis mediáticas a las que se ha enfrentado porque decidió ver a la prensa como amigos más que como rivales (algo de lo que le deberían aprender muchos en esta época).

Silvia Pinal es percibida como carismática, humilde y atenta. Nada que ver con la figura de María Félix, quien buscaba siempre ser tratada por la prensa con deferencia. Al contrario, en este caso, por la forma en que la misma actriz se ha conducido con ellos, la tratan con mucho respeto (sin necesidad de exigirlo).

Silvia tuvo amores, amistades y grandes admiradores. Ha sido retratada por varios pintores famosos, entre ellos el gran Diego Rivera. Además, mantuvo relaciones sentimentales con “El Tigre” Emilio Azcárraga Milmo, Enrique Guzmán, Tulio Hernández, Rafael Banquells y Gustavo Alatriste (todos personajes importantes en diferentes medios).

Lo curioso aquí es que entre tantos amoríos y tantas relaciones importantes que pudo haber tenido, realmente no hubo nada que detuviera su carrera en crecimiento, al contrario, aprovechaba cada puerta que encontraba para seguir llenándola de éxitos, ¿saben por qué es eso?

Porque Silvia sí supo que era más importante cuidar su reputación que gritarle al mundo con quién andaba. Silvia, a diferencia de muchos personajes del medio, no buscó la oportunidad de colgarse de alguien o hacerse de fama mediante un escándalo, al contrario, intentaba que la gente no se entarara para ella poder seguir representando el papel que le pareciera conveniente y ser vista no sólo como una famosa, sino como una actriz que empezó haciendo películas taquilleras y que llegó a la cima con directores tan importantes en la historia como lo fue Luis Buñuel.

La imagen es justamente eso, saber cuáles son tus metas, pensar en cómo quieres que los demás te perciban y actuar en consecuencia con tus objetivos. La imagen tiene como fin la reputación. Y a su vez, la reputación, es la forma en que serás recordado a lo largo de tu vida y al fin de ella.

Talleres, Conferencias y Asesorías en Imagen Pública

 

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

www.consultoriaiconos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s