TRADICIONES NAVIDEÑAS MEXICANAS

En estas épocas del año ya todo mundo estamos ansiosos por ir a nuestras casas y festejar la navidad con nuestros seres queridos. Sin embargo, no nos hemos puesto a reflexionar sobre los significados de nuestras tradiciones navideñas, pues no sólo significan fiesta, regalos o vacaciones. Tienen un contexto histórico y sociocultural que en México data desde los indígenas, modificado primero con la llegada de Hernán Cortés y después con prácticas anglosajonas.

Es importante recordar que a la llegada de los españoles a México, empezaron a evangelizarnos, ¿cómo? Utilizando muchos de nuestras tradiciones y cambiándoles el significado poco a poco.

En esta ocasión analizaremos las tradiciones indígenas en estas fechas y las modificaciones que sufrieron:

Las posadas:

Según la tradición católica, son una representación del largo andar de María y José hacia Belén, en donde tuvieron que pedir albergue para poder pasar la noche. La fecha correcta para la realización de estos eventos es del 16 al 24 de diciembre (9 días que representan los 9 meses del embarazo de María).

Los indígenas también tenían ciertos ritos, pues ellos celebraban del 7 al 26 de diciembre la aparición de Huitzilopochtli, el dios de la guerra. Por lo que a la llegada de los españoles no cambiaron la fecha de celebración, sino la forma y a quien le oraban.

El nacimiento:

La costumbre de representar el nacimiento fue iniciado por San Francisco de Asís mucho antes de la llegada de los españoles a México, pero a su llegada fue un gran elemento de evangelización pues estas imágenes lograban una mejor comprensión de la historia católica. Sin contar, con que se hicieron pequeñas adaptaciones a la cultura indígena y se empezó a hacer en obras de teatro.

Piñata:

La piñata como la conocemos hoy inició con los indígenas y representaba la lucha entre el bien y el mal. Ellos en esta víspera realizaban una ceremonia en donde golpeaban con un palo un recipiente hasta romperlo. Éste estaba cubierto de plumas y relleno de pequeños tesoros.

Con la llegada de los españoles, el recipiente se empezó a hacer en forma de estrella, aprovechando sus siete puntas para representar los pecados capitales de la religión católica; soberbia, lujuria, gula, ira, avaricia, pereza y envidia.

Talleres, Conferencias y Asesorías en Imagen Pública

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

www.consultoriaiconos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s