UNA CONSULTA DESORGANIZADA

Tras varios meses con el tema por fin se realiza la consulta ciudadana para el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y la cosa está que arde, pues realmente brilla por su desorganización.

Por un lado, parte de la ciudadanía se siente contenta de que estén pidiendo su opinión en temas en donde hay grandes cantidades de dinero involucradas y otra parte, como yo, considera que no tiene las herramientas necesarias para emitir un juicio.

Lo que sí sé es que la forma en que se está desarrollando no es la adecuada, pues las boletas no están foliadas, la gente puede emitir su voto sin identificación y los plumones se borran, lo cual brinda desconfianza al resultado final. Desconfianza a la cual el próximo gobierno no debería estar expuesto, porque no tiene la necesidad y sin embargo se esmera en destruir su imagen de a pocos antes de tener realmente el control del país.

Un ejemplo; este jueves el próximo coordinador de comunicación social de la Presidencia, Jesús Ramírez, aceptó las fallas que han tenido, lo cual está bien, pero lo que de plano no es admisible es que nos diga que el hecho de que la gente vote hasta 5 veces no altera los resultados, ¿cómo no los va a alterar?

¿Es una consulta seria o no lo es?, ¿vale la pena que los mexicanos nos tomemos un tiempo para ir a hacer este ejercicio o realmente esto es para hacer como que existe democracia y la decisión final ya está tomada? ¡Esas son las preguntas que todos nos estamos haciendo!

Parece una total arbitrariedad que no nos hayan explicado el proceso de esta consulta, si es que se le puede llamar así, porque encuestadores de la talla de Roy Campos dicen que no tiene ningún principio fundamental para ser denominada de esta forma y que por ende está mal hecha. Ahora, ¿cómo se decidió cuántas boletas se reparten por estado?, ¿por qué en Veracruz se podrá votar 118 mil veces y en Durango 19 mil?

¡Cien mil millones de pesos! Eso es lo que está en juego aquí, no es una cantidad pequeña y tampoco es un sobrante del presupuesto. Es una inversión que si se decide que el NAIM será en Santa Lucía se tendrá que volver a pagar, ¿por qué no hacer bien las cosas?

No cabe duda que el equipo de transición está muy seguro por tener niveles de aceptación tan altos, pero lo que están haciendo aquí es sentar un precedente que en el futuro no les beneficiará en nada. Acuérdense que la reputación es el conjunto de acciones que vamos tomando en el camino.

Talleres, Conferencias y Asesorías en Imagen Pública

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

www.consultoriaiconos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s