NI TODOS SANTOS NI TODOS DESGRACIADOS

Felicidad es lo que nos debe dar a todos al ver la forma en que los mexicanos ayudamos tras los sismos presentados recientemente en varias partes de la República Mexicano. Realmente es de enorgullecerse la unidad y el esfuerzo que cada uno desde sus posibilidades ha hecho.

Sin embargo, me gustaría dejar algo claro, ni todos los ciudadanos somos unos santos, ni todos los políticos, funcionarios municipales, estatales y federales son unos desgraciados. Sí, desafortunadamente hay muchas personas que viven de la corrupción y entre ellos muchos constructores, inspectores o cargos más arriba, ¿pero ustedes creen que el Presidente de la República sabe de todos los edificios que se construyen en la Ciudad de México o en el país? Es ilógico y tampoco está dentro de sus funciones.

Sin duda el presidente de nuestro país ha fallado en muchos aspectos, pero no todo es culpa de él, él no mandó a “hacer” el temblor para darnos en la torre a todos, al contrario, estoy seguro que es de las pocas cosas que deseaba a estas alturas de su sexenio y menos con la aprobación que tiene.

¿Nuestro gobierno vive una decadencia? Sí, definitivamente, pero hay que buscar ser objetivos. Peña Nieto no le dio la instrucción al gobernador de Morelos para que guardara las cosas en una bodega. ¡Culpa al que culpa tiene, no al que primero se asome! Y esto lo digo no por vendido, sino porque es importante informarse antes de hablar.

En imagen pública entendemos perfectamente que los seres humanos tendemos a hacer una generalización sobre los estímulos que envía una persona y la forma en que esto permea sobre la institución en la que labora, pero hay una institución para cada cosa en cada municipio o delegación y ellos son quienes deben decirnos qué pasó, responder y pagar las consecuencias de ser necesario.

Es importante comprender esto porque de lo contrario el ciudadano se queja de y con las instancias incorrectas y muchas veces es por esto que nunca se da seguimiento a los problemas. Es decir, uno no va a la Secretaría de Hacienda a quejarse de la Policía Federal y tampoco va a gritarle al presidente que es un inepto porque se cayó un edificio, va con el constructor o a Desarrollo Urbano de su municipio e incluso al Ministerio Público.

Ahora, por supuesto que hay aves de rapiña que sólo se fueron a tomar la foto para beneficio de su carrera política y eso sí enfurece, pero es mejor enfocarnos en exigir mayor coordinación por parte de las autoridades federales con los estados y también un presupuesto digno para la restauración de los daños. No nos enredemos y tampoco nos dejemos llevar. Pidamos lo que la sociedad mexicana se merece y para lo cual existen muchas instituciones como FONDEN, SEDESOL, SEDATU.

CURSOS, TALLERES, CONFERENCIAS Y ASESORÍAS EN IMAGEN PÚBLICA

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

www.consultoriaiconos.com

Tel. (55) 6360 4389

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s