SI NOS DESCUIDAMOS LE PAGAMOS A DUARTE

¡Increíble! 276 días tuvo el Ministerio Público Federal para poder desarrollar su investigación contra Javier Duarte y tal parece que no les fue suficiente, de 439 millones (supuestamente comprobables) los fiscales sólo le pudieron acreditar 38. Queda claro que si nos despistamos vamos a terminar pagándole.

Evidentemente los abogados defensores están contentos, al grado de tener el cinismo de decir que “el gobierno infló un globo que ya se desinfló”, ¿Javier Duarte se ríe de la justicia? Claro que sí. Si nosotros nos reímos con aire de incredulidad, ¿por qué no lo va a hacer él?

Probablemente está mal, pero la realidad es que Duarte ya fue enjuiciado y declarado culpable, y no por las leyes, sino por la opinión pública. El pueblo que está enojado de ver la desfachatez de este personaje político que al parecer cree que puede salir victorioso.

Ante las leyes él sigue siendo inocente hasta que se le demuestre lo contrario y tristemente no basta con analizar la deuda y la crisis de los veracruzanos para que esto suceda. Malversación de fondos, peculado, delincuencia organizada y/o lavado de dinero, todos deben ser comprobados por vía legal, aunque con la debilidad con la que se presentó el caso podríamos empezar a dudar que suceda.

Iniciar con el pie equivocado este caso sólo nos recuerda la sospechosa película que se armó para la captura del exgobernador y pone en evidencia la debilidad institucional, porque aquí especialmente da la percepción de que la falla no está en el sistema judicial, pero sí en quienes están encargados de procurarlo.

El colmo es que por si sí o por si no es declarado culpable, de todas formas el abogado defensor (Marco Antonio del Toro) ya está alegando depresión, hígado graso y ansiedad para garantizarle una centro penitenciario cómodo a Javier Duarte, exactamente lo mismo que hizo con Elba Esther Gordillo. Y para ser sinceros el hígado graso (por su inmensidad) sí se lo creo, ¿usted le cree la depresión? Porque a mi parecer cuando lo agarraron en Guatemala estaba bastante risueño.

Muy rasurado está Javier Duarte con el objetivo de demostrar que no tiene nada que esconder ahora que lo trajeron a las tierras mexicanas donde desafortunadamente nació, pero esta vez la percepción que él brinde mediante su físico no rescata de ninguna forma la percepción de sus acciones ruines. Lo he dicho muchas veces y lo repito, lo que vemos debe ser congruente con lo que hacemos para generar credibilidad.

Si Duarte no recibe un castigo ejemplar los que estarán en mayores apuros serán tanto el presidente (porque para la población todo recae sobre él) como el grupo politico al que pertenece, porque les pone aún más complicado tener siquiera posibilidades de ganar en 2018. Sin mencionar las aspiraciones para ser el primer fiscal de la nación que tiene Raúl Cervantes.

CURSOS, TALLERES, CONFERENCIAS Y ASESORÍAS EN IMAGEN PÚBLICA

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

www.consultoriaiconos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s