EL PÉSIMO STORYTELLING EN LA APREHENSIÓN DE DUARTE

El arresto de Javier Duarte en Guatemala ha generado gran polémica, ya que la versión del momento de su detención ha sido modificada varias veces por el mismo que efectuó la operación, el subdirector de Investigación Criminal del país vecino.

¡Qué alguien nos diga cómo fue!, ¿estaba corriendo por el pasillo?, ¿pidiendo un trago feliz de la vida en el bar?, ¿saliendo de su cuarto?, todas son historias tan distintas que cuesta trabajo creerlas y mucho más confiar en ellas.

Y ahí radica el problema, cuando existe desconfianza la especulación nace y cuando eso sucede los actos que deberíamos ver como positivos dejan de serlo. ¿Por qué no pensar que es una estrategia electoral por parte del partido en el gobierno para ganar el Estado de México?, ¿el sábado de gloria no es acaso un día muy bueno para que la difusión de su detención fuese de alto impacto?

La ubicación de Duarte antes de ser arrestado también es un misterio, porque para llegar a Guatemala tuvo que haber pasado por Ciudad Hidalgo, Chiapas, ¿será que nadie lo reconoció o fue ayudado por el gobierno chiapaneco?

Hay muchas partes en la forma de contar esta historia que nos hacen pensar que todo fue planeado, como la cárcel VIP en la que se encuentra en este momento o incluso esa tranquila sonrisa soberbia que definitivamente no demostraba arrepentimiento y mucho menos remordimiento con la que salía del hotel.

Ya hemos visto tanto que muy pocas cosas nos parecen completamente limpias, la imagen del gobierno federal está muy gastada y la ciudadanía cada vez quiere más y más explicaciones.

Queda claro que esta medallita era necesaria colgársela, pregúntenle a Miguel Ángel Yunes, quien se levantó muy temprano un día después del arresto para dar una conferencia de prensa en la que dijo que ya le había cumplido a los veracruzanos una promesa, como si su cargo tuviera algo que ver con la Procuraduría o con la Auditoría Superior de la Federación.

Dramatizar la realidad es una práctica utilizada en la imagen pública para contar una historia de éxito, pero para ello se necesita planeación, inteligencia, coordinación y congruencia, cuatro detalles que aquí no existen. Ahora sí que como dice nuestro presidente “no hay chile que nos embone”.

CURSOS, TALLERES, CONFERENCIAS Y ASESORÍAS EN IMAGEN PÚBLICA

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

www.consultoriaiconos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s