LA ABUNDANCIA ECONÓMICA NO LO ES TODO

Todo lo que queda escrito en algún lugar va a ayudar a que el mundo nos perciba positiva o negativamente acorde a las palabras que usamos y lo que decimos con ellas. Si no me creen lo pueden corroborar con las libretas de Karime Macías Tubilla, esposa de Javier Duarte. 

“Sí merezco abundancia” es una de las frases que han tomado más fuerza dentro de lo escrito por quien se autodenominara “Primera Lady”, pero a través de las pocas hojas que los medios tuvieron oportunidad de fotografiar podemos analizar mucho más que eso; observamos cualidades de esta mujer y también muchos, pero muchos defectos.

¿Quién diría que en estos tiempos una libreta podría esconder tantos secretos y brindar tanta información? He escuchado a gente decir que incluso es absurdo, pero a mi parecer lo absurdo no es que usara un papel y una pluma, sino lo que había adentro; cuentas bancarias, dinero, nombres, bienes inmuebles, inversiones, prestanombres, historias que quería guardar para el recuerdo, ejercicios de la ley de atracción y mucho más. 

En estas hojas se alcanza a percibir a una mujer extremadamente organizada en sus labores diarias, culta, preparada y preocupada por sus hijos, pero también a alguien narcisista, egoísta, interesada y apática respecto a su trabajo como primera dama.

¡Qué fuerte saber cómo es que ella estaba tan vinculada con el desfalco que hizo Duarte al estado!, porque permítanme aclararlo, definitivamente no es labor de una primera dama reunirse con los secretarios, empresarios, políticos y medios de comunicación para que le reporten seguimiento de labores, ¿ustedes se imaginan a Anahí en Chiapas o a Victoria Ruffo en Hidalgo haciendo estas diligencias? No, no y no, ¡nunca!, pero no sólo por ser quienes son, sino porque no es ocupación de la esposa del gobernador. 

Licenciada en Derecho de la Universidad Iberoamericana, Maestra y Doctora en Asistencia Social por la Universidad Complutense de Madrid, Karime Macías era una mujer con los estudios académicos necesarios como para ofrecerle a Veracruz mucho más que sólo saquearlo a manos llenas, pero ella prefirió la extrema abundancia más allá del bienestar de un pueblo al cual se debió encomendar el día que tomó posesión como presidenta del DIF estatal.

Según una nota de El Universal, las personas todavía recuerdan que cuando Karime inició el mandato de su esposo era una mujer tolerante, sensible, comprensiva, con tema de conversación, que se emocionaba cuando le regalaban un libro y se tomaba la molestia de llamar para agradecerlo y recomendar otro del tipo. Mujer pulcra y discreta en su vestimenta, rigurosa con su alimentación y el ejercicio, que prefería el anonimato más allá de ser identificada en algún lugar.

¿Y qué le quedó de todo eso? Probablemente la vestimenta pulcra y la discreción, pero conociendo en lo que se convirtió interiormente con esos cuadernos, su exterior es lo de menos. Perdió el piso, su identidad, su buena imagen y la posibilidad de criar a sus hijos en un ambiente normal, pero sobre todo perdió su dignidad en el camino.

CURSOS, TALLERES, CONFERENCIAS Y ASESORÍAS EN IMAGEN PÚBLICA

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

www.consultoriaiconos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s