EL NUEVO MUNDO DESCONOCIDO DE TRUMP

20 de enero, no me acuerdo que los ciudadanos de México pusieran tanta atención del día en que se hiciera un relevo presidencial en Estados Unidos como hoy. Donald Trump tomó ya el mando de Estados Unidos en los escalones del Capitolio y el suspenso se logra percibir, pues prácticamente se ha vuelto legalmente una de las personas más poderosas del mundo.

Trump inicia su gobierno con porcentajes de aprobación muy bajos comparados con varios presidentes estadounidenses (32-44% dependiendo de la encuesta), situación que hará que le sea muy difícil gobernar de no reconciliarse con varios segmentos de la población y mejorar su imagen.

Nadie sabe lo que va a pasar y tampoco existe una idea sobre los primeros documentos que firmará, todo mundo sigue esperando que los discursos de odio que lo han caracterizado queden en el olvido para que empiece a gobernar en favor del pueblo americano y el mundo, incluso en beneficio de sus encuestas.

A las 12 en punto, en las escaleras de uno de los lugares más representativos del mundo y frente a los estadounidenses, Donald Trump con una corbata roja (código de mayor autoridad) dio su primer discurso como presidente, en el que habló de hacer a Estados Unidos maravilloso otra vez, dejando claro que antes que cualquier nación él va a procurar la suya. Rompiendo así con lo dicho por Obama durante ocho años (gobernar de manera conjunta con los demás países).

Dijo cosas en contra del pueblo mexicano y de los migrantes sin necesidad de nombrarlos; “durante muchas décadas hemos defendido las fronteras de otras naciones rehusándonos a defender las nuestras”, “cada decisión sobre comercio, impuestos y migración se tomará en favor de Estados Unidos”, “vamos a recuperar nuestros trabajos, vamos a rescatar nuestras fronteras, vamos a rescatar nuestra riqueza”, “la riqueza de nuestra clase media ha sido arrancada y le ha sido brindada a otros países, pero ese es el pasado y ahora estamos mirando hacia el futuro”.

También, bajita la mano, dio a entender su descontento con las administraciones pasadas e incluso con los expresidentes, pues se presentó como un salvador de un país que ha sido descuidado a lo largo de los años y le ha dado mayor prioridad al extranjero que a su propia nación.

Aún así, Obama respetó los protocolos e incluso interactuó de la forma más cordial posible, intercambiando frases e inclusos sonrisas en varias ocasiones con Trump. Michelle, por su lado, aunque educada, se notaba un poco más molesta que Obama e incluso mantuvo un ceño fruncido la mayor parte del tiempo.

A partir de ahora la libertad de prensa va a ser clave para el futuro de Estados Unidos, pues ellos, los medios, tienen en sus manos la decisión de apoyarlo o no, de mostrar la alegría o el descontento de su pueblo, de hacer notar las buenas y malas decisiones que se tomen o se propongan en beneficio o perjuicio de su sociedad, pero también de México y el mundo. Ellos pueden ser la calentura que mide un termómetro, el termómetro social.

CURSOS, TALLERES, CONFERENCIAS Y ASESORÍAS EN IMAGEN PÚBLICA

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

www.consultoriaiconos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s