KIKO VEGA, ¿LA GENTE MANDA?

Ya no hay para dónde hacerse, tal parece que muchos gobernadores de este país, en lugar de ser políticos enfocados en el bienestar de su gente, se sienten virreyes que creen poder pasar por cualquier tipo de autoridad simplemente por tener un cargo que no es eterno y mucho menos heredable, un cargo por el cual fueron votados por su pueblo.

PRI o PAN, ninguno se salva, un día es Yarrington o Duarte, al otro Padrés o Francisco Vega, sin importar la situación que vive la gente y el estado que gobierna, el caso es llenar sus propios bolsillos, la intención es que una vez que salgan de ahí no tengan que volver a batallar, mientras que el pueblo que dejan sí lo debe hacer, reconstruyéndose una y otra vez según los cambios de gobierno.

Ahora fue el turno de Francisco “Kiko” Vega, gobernador de Baja California, a quien Joaquín López-Dóriga le realizó un reportaje en el que expone una investigación que está realizando el gobierno federal por enriquecimiento ilícito, debido a que mediante un prestanombres se ha hecho de sesenta propiedades a lo largo de su trayectoria política.

De estos 60 bienes que se reportan, algunos han sido adquiridos a partir de 2013, año en que inició su gobierno, destacando un desarrollo inmobiliario, uno turístico y una casa en Tijuana con valor de 4 millones de dólares (80 millones de pesos). 

Lo triste es que Kiko Vega, quien en 2013 era una de las esperanzas del Partido Acción Nacional para poder seguir gobernando uno que otro estado, ahora posiblemente pueda ser una de las vergüenzas con la que tenga que cargar.

El gobernante, que cuando fue candidato, tenía como gran atributo una imagen de cercanía y de humildad, ahora tiene denuncias por enriquecimiento ilícito y hostigamiento e intimidación a comunicadores, así como quejas por no brindar a la universidad estatal los recursos necesarios, ¿será que ya se le olvidó quién lo votó?

Secretario de Finanzas de Baja California, Presidente Municipal de Tijuana, Diputado Federal Plurinominal, son algunas de las funciones que había desempeñado Kiko Vega hasta antes de lanzar aquella campaña para el gobierno del estado que logró superar a la de Castro Trenti y que sinceramente era algo completamente diferente, algo mucho más vivo que de lo que estamos acostumbrados a ver en México. Una apuesta interesante que hizo ganar simpatías y también mostrar lo grises que eran sus competidores.

Ahora, después de tres años, en donde los mensajes principales buscaban generar confianza con frases “la gente manda”, un gobierno de “humildad, sensibilidad, transparencia y congruencia”, “yo sí sé cómo hacerle”, nos encontramos con que probablemente sí supo cómo hacerle, pero para defraudar a sus votantes. 

El militante del PAN desde 1989 tomó un estado que llevaba 24 años de gobierno panista hasta ese entonces, ganando normalmente por más del 50% de los votos. Si estas acusaciones llegan a ser ciertas y con el ya tan comentado “voto de castigo”, no creo que la tengan tan sencilla para las siguientes elecciones.

CURSOS, TALLERES, CONFERENCIAS Y ASESORÍAS EN IMAGEN PÚBLICA

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

roberto@consultoriaiconos.com

Tel. (55) 6360 4389

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s