EL JUICIO DEL PUEBLO Y DEL GOBIERNO CONTRA PADRÉS

Guillermo Padrés Elías nació el 29 de junio de 1969 en Cananea, Sonora, está casado con Iveth Dagnino y tiene cuatro hijos. Después de haber realizado funciones como Diputado Local, Vicecoordinador Estatal de la campaña presidencial de Fox, Diputado Federal, Coordinador de Campaña Estatal, Subdelegado de Ganadería del Estado y Senador, a sus 39 años decidió lanzarse como Gobernador por el Partido Acción Nacional, tomando el cargo el 13 de septiembre de 2009. 

Hoy, Padrés Elías tiene auto de formal prisión sin beneficio a libertad bajo fianza y enfrenta un juicio en el que la pena podría ir de 38 a 94 años de cárcel por mover 312 millones de pesos de procedencia ilícita, de los cuales 178 eran del erario estatal, además de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público encontró diversas cuentas con 8.8 millones de dólares.

Pero no sólo es el exgobernador el que está pagando las consecuencias de sus actos, sino también su hijo, Guillermo, quien está detenido por su implicación en licitaciones gubernamentales que lo beneficiaron.

Por su parte, su esposa, Iveth Dagnino, no da crédito de lo que está sucediendo y dice que su esposo es “un hombre de bien que va y le dice a México, aquí estoy. ¿Y qué le hacen? Le quitan a su hijo. Lo quieren doblar”.

Padrés no es un prófugo de la justicia como Duarte, se entregó y se presentó a la PGR para rendir declaración siete veces según sus abogados, sin embargo sí existe la percepción de que se escondió desde septiembre de 2015 hasta hace un mes; alejándose de la escena pública y del estado que gobernó. Situación, que frente a los ojos de su pueblo y del país, lo hace más culpable de lo que la misma PGR lo podría considerar, e incluso desde antes de que realmente se tuvieran las pruebas de los delitos que cometió. 

En materia de imagen, esconderse es uno de los peores errores que puedes cometer como ser humano y también como figura política, pues cuando no damos la cara frente a las acusaciones que nos hacen, al desaparecer hacemos que perceptualmente se vuelvan reales.

El gobierno debe recuperar la confianza de la ciudadanía en materia de justicia, en una época en donde la percepción que tenemos de los políticos es terrible y la idea de que no hay castigo para ellos es grande, por lo que Duarte y Padrés (culpables o inocentes) quedan perfectos para demostrarnos lo contrario.

Mahatma Gandhi dijo “cuando hay una tormenta los pájaros se esconden, pero las águilas vuelan más alto”, estoy seguro que no fue con esta intención, sin embargo hoy los gobernantes que se escondieron, van a colaborar (sin quererlo) a sanar un poco la imagen del gobierno federal.

CURSOS, TALLERES, CONFERENCIAS Y ASESORÍAS EN IMAGEN PÚBLICA

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

Tel. (55) 6360 4389

roberto@consultoriaiconos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s