PEÑA APADRINA A TRUMP

Muchas cosas sucedieron en tan pocos días y muy pocas explicaciones lógicas se pueden encontrar. La visita de Trump al país y el Informe de Gobierno marcaron una semana catastrófica para la imagen del gobierno federal, el Presidente y su gabinete, pero aún peor para los mexicanos.

Las puertas de Los Pinos se abrieron de par en par y casi casi con fanfarrias para Donald Trump, candidato para la presidencia de Estados Unidos que se ha dedicado a desprestigiar a México, a su ciudadanía y a los migrantes que con tanto esfuerzo trabajan en aquel país con el afán de mandar dinero a su familia.

El esfuerzo de la Secretaría de Relaciones Exteriores, de políticos y figuras públicas por mostrar apoyo y defenderse frente a las acusaciones de este señor y reivindicar la imagen de México durante ya varios meses fue en vano, peor aún, fue a la basura.

Muy triste es ver cómo un gobierno no se puede poner de acuerdo, los mensajes y los estímulos son contradictorios, y eso sólo hace entender que no hay comunicación, no hay una línea, no hay una idea de qué es lo que se está haciendo.

Donald Trump recibió el mejor trato que le han dado en cualquier país que ha visitado y lo recibió de México, el país que más ha criticado y al cual le quiere poner un muro tamaño jumbo, pero no sólo eso, prácticamente fue como si nos visitara ya el presidente de una nación. Un presidente al cual, además le tenemos miedo, pues el discurso de Peña frente a los medios fue tan condescendiente que realmente ni vale la pena hablar de él.

Así es, Enrique Peña Nieto prácticamente le dio una palmadita en la espalda y lo ayudó a que su aceptación subiera dos puntos, de tal forma que se redujo la diferencia entre Hillary y Trump de seis a cuatro, brindándole a este señor mayor oportunidad de triunfar.

¿Y todo por qué? Porque prácticamente la amable recepción en Los Pinos generó una percepción de que México está de acuerdo con lo que dice y que si nosotros no estamos ofendidos, no hay forma de que ni los migrantes ni los estadounidenses lo estén.

Esta vez y en este juego llamado percepción, a Trump le tocó ganar puntos, a Peña Nieto perder aprobación, a los mexicanos humillarse y a varios países del mundo reírse sarcásticamente de este hecho que sinceramente fue absurdo.

CURSOS, TALLERES, CONFERENCIAS Y ASESORÍAS EN IMAGEN PÚBLICA

Roberto Franco Briones

Consultoría en Imagen Pública ICONOS

roberto@consultoriaiconos.com

Tel. (55) 6360 4389

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s