Construcción y destrucción de una reputación

ANGÉLICA FUENTES Y JORGE VERGARA: CONSTRUCCIÓN Y DESTRUCCIÓN DE UNA REPUTACIÓN

Ya no queda nada de la pareja que posaba para las revistas de sociales en cada evento presumiendo a sus dos hijas y dando señales de una familia ideal. Se acabó el cuento de hadas y nos lo cambiaron por una historia de terror.

El matrimonio que empezó en 2008 y terminó en 2014, hoy se encuentra en el ojo del huracán después de que el Juez Efraín López Ramírez, ahora separado de su cargo, dictó orden de aprehensión contra Angélica Fuentes por presunta administración fraudulenta en el tiempo en que fue directora ejecutiva de Grupo Omnilife-Chivas.

Los comunicados y desplegados de prensa mezclando en cada uno de ellos sus problemas personales con los profesionales, en conjunto con sus declaraciones y las de sus abogados, han hecho que el caso sea de conocimiento general, perjudicando no sólo a sus familiares sino a los trabajadores y a las empresas que tienen. 

Aquellas sonrisas para los fotógrafos ya quedaron atrás, hablar sobre el valor de la familia, la inclusión de la mujer en puestos directivos y valores ya no es una prioridad. Los intereses económicos parecen haber ganado.

La imagen de ambos ha dado un giro de 360 grados y la reputación que construyeron parece deteriorarse cada día más, acompañándolos la del Grupo Omnilife-Chivas. 

Así es, las empresas que han generado esta disputa económica también están sufriendo, sólo es necesario ver las secciones empresariales, deportivas y de sociales buscando indagar más sobre el tema, haciendo deducciones y en algunos casos esparciendo rumores.

¿Han leído alguna nota que no mencione a Omnilife, a Chivas o a Angelissima cuando hablan de los problemas legales que la expareja está teniendo? Seguramente no. 

Es imposible hablar de ellos sin sus negocios, porque ellos mismos se encargaron de darles rostro, valores e incluso fundamentos, por lo que la imagen de la empresa permea en sus miembros y la imagen de sus miembros permea en la empresa. 

Omnilife

El trabajo de relaciones públicas de casi seis años se destruyó en sólo uno. La construcción de una imagen lleva su tiempo y genera credibilidad, confianza, seguridad y beneficios económicos, pero cuando no tiene cimientos es muy fácil destruirse.

Todavía hay tiempo de rescatar lo que queda, el arreglo económico y mediático entre ambos no sólo beneficiaría a su familia, sino a la estabilidad de sus compañías y con ello a la de sus bolsillos.  

Roberto Franco Briones.

Consultor en Imagen Pública.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

ICONOSfacebooktwitterinstagrampinterestyoutube

3 comentarios en “Construcción y destrucción de una reputación

  1. Que triste que el dinero tenga el poder de hacer que esten en guerra,que no piensen en sus hijas y en las personas que dependen de ellos(trabajadores) en mi fam ,dia a dia batallamos con lo caro que esta todo,pero prefiero eso,porque mis hijos son felices.veo que el dinero corrompe y anula la humanidad,todos tenemos problemas con o sin el ,mi opinion es con todo el respeto es que ya dejen de pelear y se repartan equitativamente los negicios ,aqui se vera que cada uno,si lo hicieron dar frutos ,lo volveran a hacer,deseo que se arreglen sobre todo por sus hijas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s